BIENVENIDAS/OS A MI MUNDO, AQUI ME DEJO LLEVAR POR LA IMAGINACIÓN, POR FAVOR RESPETA MIS HISTORIAS.. GRACIAS POR DEDICARME TU TIEMPITO !! LAP

miércoles, 26 de enero de 2011

Lista de imperfecciones por Bella Swan,capítulo 23:Nos vemos en el infierno.

Capítulo 23:Nos vemos en el infierno.

EPOV

Esperaba un gesto, alguna frenética negación con su cabeza ¡Mierda, simplemente esperaba que dijera algo que negara aquello!

Pero lo único que hizo fue quedarse estática frente a mi, sin despegar sus ojos de los míos.

Mi corazón dio un brinco de alegría en mi pecho.

Asi que... ¿Te gusto? — no pude contenerme y se lo pregunte, ante la atonita mirada de Charlie. El rostro de Bella no podía estar mas sonrojado, comenzo a abrir su boca una y otra vez, sin soltar palabra alguna.

— ¿Qué no lo sabias? — me pregunto Charlie, confundido. Negué con mi cabeza, sin borrar la estúpida sonrisa de mi rostro — Oh...—Charlie se giro lentamente y le dio una mirada de disculpa a Bella, ella solo fruncio el ceño, y se alejo dando zancadas.

— Creo...creo que sera mejor que vayas a hablar con ella, Edward — Carlisle me dio una palmadita en el hombro y yo asentí.

Creo que ahora amo a Charlie.

No de una forma homosexual, si no que simplemente lo amo por ser tan entrometido.

— ¡Ey, Bella! — chille, mientras corría para alcanzarla. Ahora, en momentos como este, era cuando odiaba que a mamá le gustaran los jardines extremadamente grandes, no era como si hubiera perseguido a alguien antes tampoco. Bella apuro su marcha, así que no me quedo de otra que correr hasta llegar a su lado, cuando finalmente la alcance, jale de su brazo y me quede ahí, tratando de recuperar el aire — Whoa, si que caminas rápido — trate de bromear, pero la situación no lo ameritaba.

— ¿Que quieres Edward? — me pregunto con cansancio. Tome aire un par de veces y fije mis ojos en los suyos.

— ¿Te gusto? — pregunte, sin poder contenerme por segunda vez y obvio, sin borrar la sonrisa de mi rostro.

— Si, eh, no...digo — Bella meneo su cabeza de un lugar a otro, inflo sus mejillas y gruño algo bajo su aliento. Sonreí más abiertamente, solo por inercia al verla en esa faceta tan infantil suya, decir que se veía completamente adorable era quedarse corto.

— Así que...te gusto — sentencie, acrecentando la sonrisa que estaba en mi rostro, un poco más y seria una sonrisa permanente. Bella me dedico una gélida mirada y bufo — Te-gusto — repetí, separando las palabras, me gané un golpe en el brazo por parte de Bella, quien no podía más con el sonrojo de su rostro.

— ¡Podrías dejar de repetirlo! — me chillo en la cara, tan malditamente cerca.

— Um, vamos...si no es tan malo — sonreí de lado, acercándome un poco mas a ella — Te gusto — repetí lentamente. Bella me miraba fijamente — Anda, repítelo conmigo — murmuré, mirando fijamente sus labios.

Sus labios.

Dios, los labios de Bella eran...especiales. Tan rosados, tan pequeños, tan malditamente suaves.

No — susurró — No lo diré — suspire y agache mi mirada ¿Porque tenia que ser tan terca?

Bueno... rodé mis ojos, y me acerca mas a ella, haciendo que nuestras narices se rozaran — Si quieres yo lo digo susurre, sonriéndole y encogiéndome de hombros, lo había dicho una vez ¿Porque no dos veces. El rostro de Bella subió de color mientras dejaba salir un resoplido de sus apetitosos labios.

— No, no lo hagas — dijo avergonzada — Por favor no vuelvas a hacerlo — la suplica que había en esa palabra me descolocó, funcí el ceño levemente y apoye mi frente contra la suya.

— ¿Porqué? — le pregunte, en un bajo tono de voz. Bella sonrió tenuemente y suspiro.

— Po-porque no — contesto, volviendo a levantar su vista, y fijar sus achocolatados ojos en los míos.

— Esta bien — agregué, encogiéndome de hombros una vez más — Pero... ¿No puedes solo decirlo? — insistí, ¡Solo quería escuchar esas simples palabras de sus labios! ¿Tanto trabajo era? — Solo una vez ¿si? — hice el puchero made in Alice, y me gane una hermosa sonrisa.

— No, Edward — contesto.

— Anda, solo una vez — volví a insistir. Bella negó con su cabeza — Um, entonces ¿Me darías un beso? — Pregunte divertidamente.

— En tus sueños, Cullen — respondió Bella, mordaz.

— Bueno, en mis sueños hay mas que solo besos...— Bella me golpeo el brazo con gran fuerza, empuñe mi mano tratando de alejar el dolor ¡Si que pagaba fuerte!

— Eres un maldito pervertido — espeto, golpeando mi pecho con su dedo indice. Tome su dedo con una de mis manos y lo lleve a mis labios, le di un casto beso en la punta y le guiñe un ojo, el rubor de Bella volvió a aparecer.

— Entonces...¿Me lo dirás? — Si, estaba actuando como un pequeño niño ¡Y me importaba una mierda!

— ¿Para qué? Charlie ya lo dijo, me dejo expuesta ante ti — dijo, rodando sus ojos — No es necesario que lo repita ¿Quieres alimantar tu ego, o qué? — Fue mi momento de rodar los ojos, mientras un pequeño dolor se instalaba en mi pecho.

— ¿Tienes que sacar eso a colación? — pregunte, con un poco de brusquedad — No Bella, no quiero alimentar mi ego — resople, mientras me alejaba de ella — Yo, solo...esta bien, tranquila. No te molestaré mas — Di media vuelta...y recordé a Charlie — Oh, y creo que tu padre se siente culpable por 'dejarte expuesta ante mi' — me giré para verla.

Y lo que vino a continuación no me lo esperé.

De estar totalmente ofuscado, pase una felicidad extrema.

Estrellas, colores ¡E incluso angelitos volando! todo eso y más era lo que me causaba un simple beso de Bella, el solo contacto de sus labios con los míos me hacia volar por la estratosfera. Como dije anteriormente, estoy hecho un maldito cursi. el impacto de los labios de Bella me tomo por sorpresa, cosa que no duro mucho tiempo ya que lo deseaba...deseaba besar sus labios una vez mas ¿Podía existir algo mas adictivo que esto? no lo creo; no para mi. La forma sincronizada en la que se movían, lo bien que encajaban juntos ¿Necesitaba alguna prueba mas para estar seguro de la verdad? La verdad: ella estaba hecha para mi, mía y de nadie mas.

Tome su cintura delicadamente y la acerque mas a mi, profundice el beso, abriéndome paso en su boca con mi lengua. Alli comenzo una danza interminable entre los dos, Bella llevo sus manos a mi cabello y los jalo suavemente. Dios, mientras yo pensaba que habia muerto y que ahora mismo me encontraba en el cielo...

O en el infierno, ¿Quien sabe?

Bella se separó de mi lentamente, su respiración se encontraba errática al igual que la mía. Y es que claro, fue tan ¡Whoa! Y lo mejor de todo es que ella tomo la iniciativa, otro avance más. Me miro entre sus pestañas, su sonrojado rostro se veia mas hermoso aún, la verguenza era visible en sus ojos. Sonrió dulcemente y tomo mi rostor con sus dos manos, mientras me hacia apoyar mi frente contra la suya.

— ¿Esto es un sueño? — pregunte, aún perdido en el espacio. Bella sonrió y puso sus ojos en blanco ¡Ella lo había dicho! 'En tus sueños, Cullen'

— Me gustas — dijo, mirándome fijamente a los ojos — Si, me gustas...pero no creas que por ese hecho cambian las cosas — hizo una mueca con sus labios, mientras una boba sonrisa crecía en mi rostro — Y juro que si le dices a alguien que yo acabo de hacer y decirte esto...te pateo el trasero ¿Me oíste? — Bella tenia su entrecejo fruncido y me apuntaba con su dedo indice, asentí sin prestarle total atención a sus palabras.

Le gustaba, solo eso rondaba por mi cabeza.


— ¿Estas bien? — Jasper me miraba raro, sonreí sin pensarlo — Emmett, lo hemos perdido — solté una carcajada por su estúpido comentario.

— Estoy bien, Jazz — conteste, rodando mis ojos y volviendo mi atención al sándwich que tenia en frente.

— Jazz, no seas idiota — Emmett golpeo a Jasper en la nuca, y luego me dio una picara mirada — Love is in the air...(1) ¿A que no, hermano? — me dio un juguetón empujón en el hombro. Jasper frunció el ceño, mientras se sobaba la cabeza.

— ¿Espera? ¿Qué? ¿Porque mierda dices...Oh — Una picara sonrisa se formo en sus labios, mientras comenzaba a hacer soniditos idiotas como 'uhuu' Rodé mis ojos y seguí prestandole atención a mi comida — Ya, la confesión no hecha por Bella — Jo, si tan solo supieras querido amigo, si tan solo supieras — Pero... ¿Ya te perdono por ser un idiota? — Le di una mala mirada por recordarme mi situación. Jasper miro a Emmett, y ambos sonrieron de forma malévola.

— O sea que mi hermanita ¿Te perdono por ser un Don Juan? — Emmett movía sus cejas de arriba abajo insesantemente.

— ¿Un Egocéntrico? — Jasper alzo una de sus rubias cejas, mientras la furia se concentraba en mi poco a poco.

— ¿Bipolar? — Le siguió Emmett.

— ¿Un Cobarde... — Cuando Jasper estaba terminando de decir esa palabra, golpee la mesa con mis puños. Ya tenia suficiente con Bella recordándome que la bendita lista decía mis verdades, como para que estos idiotas vinieran a recordarmelo ahora.

¡Y si, son mis mejores amigos!

— ¡Ya basta! — chille, poniendome de pie y dandole una de esas miradas que callaba a medio mundo — No estoy para sus juegos, enserio.

— Aw, nuestro Eddie esta sensible — Emmett hizo como que se limpiaba una lagrima, imaginaria obviamente. Golpee su cabeza, y Dios como me gusto hacerlo.

Cuando Jasper estaba apunto de decirlo algo, cerró su boca abruptamente, se acercó a Emmett y susurro algo a su oído que hizo volver esa maldita sonrisa a su rostro. Suspire, tomando asiento nuevamente, mientras tenia a dos hiperactivos sonrientes que no dejaban de botar en su asiento, enserio, Alice era un mal para la humanidad. Seguí comiendo mi sándwich, mientras sentía unos pasos acercarse a nuestra mesa, la melodiosa risa de Bella resaltó entre las demás; y sí, como un idiota enamorado me di vuelta para ver a la razón de mis desdichas...Oh mierda, yo sabía que no tendría que haberme volteado.

Bella venia agarrada del brazo de Alec, quien murmuraba algo a su oído, haciéndola reír estrepitosamente...

¿Yo?

Jo, yo tenia unas ganas de levantarme y golpear el rostro del 'tipo' ese.

Me giré refunfuñando, mientras me echaba el ultimo pedazo de sándwich a la boca y me lo devoraba de un solo bocado, cuando la silla de mi costado fue corrida mis dientes rechinaron, le di una leve mirada a mis 'amigos', para ver que hablaban amenamente con el idiota, mientras que Jasper me daba miraditas de reojo y se ponía mas entusiasta con Alec cada vez que me veia observandolos. Rodé mis ojos y centre mi atención en la mesa, bueno, eso era lo que trataba de hacer.

— Oh, Cullen, no te había visto — comento esa molestosa voz, me gire a ver su radiante sonrisa, le sonreí irónicamente y levante mi dedo medio en su dirección. Un golpe me llego en el brazo de otra parte, me gire a ver al culpable. Bella modulo un 'basta' con sus labios, sin emitir sonido alguno, luego volvió su atención al idiota de Alec.

— Y dime Alec ¿Como esta Jane? — pregunte despreocupadamente, jugando con las migajas que se encontraban en mi servilleta.

— No lo sé, ¿No era tu novia? — Ouch, golpe bajo. me gire para ver su sonriente rostro, le devolvi la sonrisa y agregué.

— Bueno, lo era — me encogí de hombros — Pero si mal no recuerdo, tu te estabas besando con ella cuando era mi novia, entonces ¿Como podría seguir con una chica así? — Sentí a Bella tensarse a mi lado, y mierda, yo no quise decir que si no los hubiera visto besándose seguiría junto a ella. Dios Swan, porque tienes que pensar siempre lo incorrecto. Alec me dedico una mirada furibunda, mientras le mandaba una mirada rápida a Bella.

En ese momento decidí que lo mejor era cerrar la boca.

Ahí fue cuando algo hizo click en mi cabeza.

5. Celoso: Y Créanlo, incluso es celoso con objetos inanimados...

Hmpf, maldita oveja.

Para desviar mi atención de 'aquel tipo' y de la idiotez que yo acababa de decir, me puse a pensar en el punto numero cinco. Los tan conocidos celos, esos celos que por los cuales recién, justamente recién, había hecho un comentario que podía ser malinterpretado, entiéndase por Bella cuando digo eso, y como yo, Edward Anthony Cullen le había dicho a Bella que, en otras palabras, iba a cambiar mi forma de ser... ¿Que mejor momento que este para empezar? Así que me dije: Edward, actúa con indiferencia.

No importaba si él acariciaba su mejilla dulcemente, como ahora.

No, claro que no importaba.

O que ella riera despreocupadamente de cualquier tontería que decia él, como lo hacia en estos momentos.

Tampoco, para nada ¿Importarme? ¡Bah!

Claro, menos me importaba que él...que él la mirara con esos ojos de cordero degollado...

No eso no me importaba, si no el que ella lo mirara de esa manera tan dulce...

Y como Edward Cullen es un completo caballero, lo que iba a hacer era irse con diplomacia. Corrí la silla para atrás suavemente, evitando que rechinara para que la vista de todos siguiera pegada en el señor perfecto, me levante lentamente, di media vuelta y me marche. Yo era el que sobraba allí ¿Qué mas podía hacer? Sip, opte por la huida. Después de todo, estaba completamente seguro de que si estaba a su lado un segundo más, todo el esfuerzo por tratar de 'cambiar' se iría a la mierda.

Con hombres como el uno no puede tratar, simplemente no.

Comencé a caminar lentamente al Volvo, bajo la tenue llovizna que caía, solo se encontraba a unos pasos mas allá de la cafetería en la que nos encontrábamos. Domingo, odiaba los domingos, no había absolutamente nada que hacer y para alegrarme el día ¡Aparece Bella con ese! Declaro este domingo como el peor de todos. Emmett y Jasper se tendrán que ir a pie, por idiotas ¡Oh! pero puede que su nuevo amigo "Señor Alec el perfecto" les de un aventón a casa ¿no? que se pudran.

Me subí al Volvo, dando un portazo. Ouch, si, esta a mi me dolió eso. Me recargue contra el volante por unos segundos, escuchando como la maldita llovizna se hacia mas fuerte cada vez, suspire un par de veces y metí la llave en el contacto, el suave ronroneo paso desapercibido cuando sentí unos pequeños golpes en la ventana, me gire, tratando de ver entre el empañado vidrio, lo limpie con mi brazo y divise confusamente el rostro de Bella al otro lado de este, fruncí el ceño, mientras abría la puerta y salía del Volvo.

— Um ¿Qué estas haciendo aquí? — le pregunte, meneando mi cabeza para que las gotitas que caían desde la punta de mi cabello hasta mi rostro cesaran, aunque fuera por un momento. Bella me regalo una tímida sonrisa, mientras se abrazaba a si misma — Yo...no le hice nada a Alec — agregué, por si las moscas. Bella rió y entorno sus ojos.

— Idiota — dijo, volviendo a poner sus ojos en blanco — ¿Porque te fuiste? — me pregunto, me encogí de hombros. No le iba a decir que me había marchado porque ella estaba con Alec y moría cada vez que el le dedicaba un simple gesto, ya quede como un completo idiota, no lo volveré a hacer — Eh, ok. Emmett y Jasper me hicieron venir para ver que te pasaba, um, entonces...— se removió incomoda delante de mi. Toda ella temblaba casi imperceptiblemente, cerré la puerta del Volvo con mi pie y me acerque a ella, la envolví entre mis brazos y apoye mi barbilla en el tope de su cabeza.

— Sera mejor que entremos, no querrás enfermarte ¿no? — Bella sonrió y asintió entre mis brazos — Bien.

Si cambiando podría estar con ella así para siempre...

Alec y sus estúpidos comentarios podían irse al infierno...

Y también mis estúpidos celos.

¡Adiós celos, nos vemos en el infierno!